DOLOR LUMBAR EN DEPORTISTAS

DOLOR LUMBAR EN DEPORTISTASLOGO_LAURA AYUSO_Centrado

Por Laura Ayuso Guardia, Fisioterapeuta

Especialista en Fisioterapia Deportiva y Readaptación al deporte.

 

¿QUE ES?

dolor lumbar1

El dolor lumbar puede ser  intrínseco  a la columna lumbar, el que se origina en las estructuras que forman la columna lumbar y lumbosacra, o extrínseco a esta, por sintomatología derivada ginecológica, renal, sacroilíaca o cuadros psicosomáticos. Para su manejo es indispensable un muy buen conocimiento de la anatomía y fisiología de la región.

 

Si hablamos de anatomía, la columna lumbar está compuesta por vertebras (L1-L5), discos intervertebrales, sistema nervioso y vascular, ligamentos, fascias y músculos.  Esta parte del cuerpo tiene una gran funcionalidad para la vida cotidiana o deportiva, sus funciones son:

-Sostener el cuerpo y permitir su movimiento.

-Contribuir a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo como, sobre todo, en movimiento.

-Proteger la médula espinal en una envuelta de hueso.

Por su disposición central en el cuerpo, alberga inserciones musculares de grandes grupos musculares.

A parte de la musculatura de la zona lumbar, Espinales, Cuadrado lumbar, Paravertebrales, multifidos lumbares, etc. Es importante considerar una serie de músculos íntimamente relacionados con la zona lumbar como son:

Diafragma con inserción en las vértebras lumbares mediante dos pilares, el derecho en el cuerpo de L1-L4 y el izquierdo en L1-L3. Relacionando la zona torácica con la lumbar.

foto2diafragma

 

foto3psoas

 

Psoas, el psoas mayor está dividido en una parte superficial y otra profunda. La profunda se origina en las apófisis transversas de las vértebras lumbares L1-L5. La parte superficial se origina en las caras laterales de la última vértebra torácica, vértebras lumbares L1-L5, y los tejidos colindantes al disco intervertebral. El plexo lumbar yace entre las dos capas. Su inserción es en zona trocanterea , relacionando así la zona lumbar con la pélvica.

 

 

Dorsal ancho, este gran músculo tiene su origen en las últimas seis vértebras torácicas y en la parte posteriores de la fascia dorsolumbar, por medio del cual se sujeta a las espinas lumbares y las vértebras del hueso sacro, abarcando la región vertebral de T6 hasta L5. Este músculo también se inserta en la cresta ilíaca postero-superior, en el ligamento supraespinal y se dirige en varios fascículos en dirección al brazo.

dorsal ancho foto4

 

Transverso abdominal: En su parte posterior y media la inserción se hace en los vértices de las apófisis transversas de las vértebras lumbares,  y se extiende desde  las últimas costillas a las crestas ilíacas.

foto5transverso

Aunque la musculatura Glutea y la Isquiotibial no compartan inserciones íntimamente ligadas a la columna lumbar, si que influyen en la biomecánica de esta, por lo que tenemos que tenerlas muy en cuenta.

¿CAUSAS?

Un dolor lumbar puede tener su origen en multiples causas: lesiones traumaticas, radiculopatías, hernias o protusiones, enfermedades infecciosas… pero la gran mayoría tiene un origen mecánico o estructural.

Un dolor lumbar puede tener su origen en multiples causas: lesiones traumaticas, radiculopatías, hernias o… Click Para Twittear

En este origen estructural van a tener un gran protagonismo los desequilibrios y bloqueos articulares. También puede estar causado por una lesión ascendente en adaptación de cadena inferior, un mal apoyo podal, un esguince mal curado o un bloqueo en alguna de las articulaciones del pie que genere una adaptación en miembro inferior, iliaco y lumbar.

Hemos de tener en cuenta lo íntimamente ligados a la columna vertebral que se encuentran los músculos Psoas, Dorsal ancho, Diafragma, al tener puntos de origen o inserción en las vertebras lumbares cualquier desequilibrio, espasmo o acortamiento muscular repercutirá en la biomecánica lumbar y en la consiguiente patología o dolor.

La musculatura Glutea e Isquiotibial también interfieren, ya que un acortamiento de la musculatura isquiotibial puede provocar un bloqueo pélvico anterior y este un aumento de la curvatura lumbar llevando a una mala biomecánica; la musculatura Glutea provee al cuerpo de la estabilidad pélvica necesaria y la conexión del miembro inferior con el tronco, por lo tanto una debilidad glútea influirá también en nuestra zona lumbar.

foto7

Un musculo transverso abdominal hipotónico, favorecerá  un abdomen prominente, una anteversion pélvica y con esta un aumento de la hiperlordosis lumbar. Sin embargo un transverso abdominal tonificado, actuará como faja abdomino-lumbar, dando estabilidad a la parte central del cuerpo y repartiendo cargas entre nuestra parte anterior y nuestra parte posterior.

foto 6

Si hablamos del diafragma, como buen musculo respiratorio que es, se verá afectado  por cualquier cambio en el patrón biomecánico correcto de respiración. Y este cambio a su vez influirá a través de los pilares del diafragma, en su inserción lumbar.

Como vemos un dolor lumbar, puede no ser simplemente una afectación a nivel lumbar.

 

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

El tratamiento del dolor lumbar se basa en una buena anamnesis, (entrevista, recopilación de datos y antecedentes personales), seguida de  una buena valoración por parte del fisioterapeuta y osteópata, para valorar o descartar en primer lugar posibles bloqueos articulares. Después seguirá un tratamiento manual del tejido muscular y fascial afectado, tratamiento de puntos gatillo (a nivel manual o con puncion seca), stretching… (revisando  la musculatura propiamente lumbar, el dorsal ancho, psoas, diafragma, isquiotibiales y glúteos, entre otros). En los caso de dolor lumbar en deportistas es especialmente importante realizar después del tratamiento en cabina de fisioterapia un trabajo de Readaptacion Deportiva y Recuperación Funcional. Nuestra musculatura ha de trabajar equilibrada, agonistas-antagonistas, debemos tener un buen tono muscular a la vez que la elasticidad suficiente en el tejido, para conseguir una biomecánica funcional y correcta.

Como prevención se recomienda  realizar ejercicios de estiramiento de la musculatura antes mencionada, relajación miofascial con foam roller, ejercicios respiratorios así como trabajar la movilidad lumbopelvica  y tonificar nuestro Core o transverso abdominal.

LOGO_LAURA AYUSO_Horizontal

Por Laura Ayuso Guardia, Fisioterapeuta

 Especialista en Fisioterapia Deportiva y Readaptación al deporte.

 

 

BIBLIOGRAFIA

Dr. Jaime Paulos Arenas, Profesor Adjunto de Cirugía, Departamento de Ortopedia y Traumatología. Dolor Lumbar. Boletín Esc. de Medicina, P. Universidad Católica de Chile 1994; 23: 188-183.

http://www.efdeportes.com/ Revista Digital – Buenos Aires – Año 14 – Nº 135 – Agosto de 2009

Silvio Rubio Gimeno y Manuel Chamorro, Lesiones en el deporte, Arbor CLXV, 650 (Febrero 2000), 203-225 pp.

*José María Muyor; **Fernando Alacid; ***Pedro L. Rodríguez-García & ***Pedro A. López-Miñarro, Influence of Hamstring Extensibility on Sagittal Spinal Curvatures and Pelvic Inclination in Athletes. Int. J. Morphol., 30(1):176-181, 2012.

Atlas de anatomía Prometheus

http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/dolor_lumbar.htm

http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/boletin/html/dolor/3_10.html

Medline plus, Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Suscribete a nuestro Newsletter

Recibe las ultimas noticias y actualizaciones

Muchas gracias, te hemos enviado un email para completar el registro

Pin It on Pinterest

Share This